BORGES Y SU VISITA EN CASILDA

En el año 1969 el doctor Emilio Ardiani (padre) fue quien tuvo la idea de invitarlo.

El mismo fue a visitar a Borges a su casa, no lo pudo convencer de que venga a disertar a la ciudad, pero se le ocurrió invitarlo a plantar un árbol. Después de la segunda propuesta Borges dijo “Sí”.

Llegado el avion desde Buenos Aires a Fisherton, lo esperaban los rotarios Hector Florentino Fueyo y Emilio Ardiani, quienes lo trajeron a Casilda.

Borges eligió la especie de árbol a plantar, un EUCALIPTUS, porque dijo :

“…no podré verlo pero sentiré su aroma…”.

Gherardi e hijos, fabrico una pala especial para la ocasión  (de punta o media caña) dorada que le fue regalada.

Nombrado socio honorario del club rotario de Casilda.

Junto al intendente Avelino Lottici descubriendo la placa frente al árbol

Columnista e Historiador: Alan Tosello

Fecha de Emisión: 12/07/2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.